Un mar de lenguas

Ecos de la Pachamama

 

Me he tropezado con esta foto que me ha hecho reflexionar al mismo tiempo que me inspiraba un sentimiento de alegría y felicidad al verla.  El otro sentimiento que me inspira esta mujer es envidia porque aunque somos parte de la misma especie siento que una gran parte de la humanidad está perdiendo la conexión con la tierra y los otros seres que la habitan. Es muy triste comprobar que la vanidad humana le lleva a menudo a pensar que está por encima de los demás seres, pero no, no somos tan diferentes. De la tierra venimos y a la tierra volveremos y todo lo que hagamos en ese camino intermedio dirá mucho de nosotros mismos y de la consciencia de estar vivos en este maravilloso planeta junto a los otros seres con los que lo compartimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *